top of page
Buscar
  • Foto del escritorEnric Miquel

Prepara tu Pitch al Recruiter

Podemos trasladar las mejores prácticas de los emprendedores en búsqueda de inversión a nuestra estrategia de búsqueda de trabajo.




El conocido como "Pitch to Investors" es el discurso de no más de 2 minutos en dónde los emprendedores explican a potenciales inversores porqué deberían invertir en ellos.


Existe otro nombre para este momento, incluso más famosos que el primero, llamado "Elevator Pitch", haciendo alusión al poco tiempo que hay en un ascensor para hablar y en la necesidad de ir directos al grano.


Parece claro pues que uno de los elementos clave de este discurso es su concisión y brevedad.


Uno de los errores más comunes es que cuándo un recruiter pregunta al candidato, algo tan genérico como "háblame de ti", eso vaya seguido de un monólogo de 10 minutos por orden cronológico de la experiencia acumulada hasta el momento: estudios, empresa 1, empresa 2, empresa 3...


Si recibes una pregunta tan abierta cómo esa, aprovecha la oportunidad para condensar en no más de 2 minutos tu diferencial...


¿Y qué es tu diferencial? Pues para llegar a el es cierto que se requiere tanto autoconocimiento como entendimiento de tu entorno.


Pasemos por un momento a la industria del producto para entender qué es un diferencial. Fue en 1940 cuando Rosser Reeves introdujo el concepto "Unique Selling Proposal" o USP. Básicamente lo define como aquello que tu competencia no ofrece o no puede ofrecer.


Volviendo al plano de las personas pues, llegar a nuestro USP requiere de conocernos y de conocer a las personas con las que competimos por un puesto. Algunas preguntas qué podemos hacernos:


¿En qué nos han dicho algunas veces que somos buenos?


Cuándo hemos sentido que teníamos un impacto tangible en la compañía, exactamente, ¿Qué estábamos haciendo?


Cuánto menos genérico e inalcanzable por nuestros competidores sea nuestro diferencial, mejor.


Algunos candidatos me han llegado a decir "me da miedo ponerme en un nicho y ser descartado automáticamente". Huelga decir que eso funciona justamente al revés. Un posicionamiento generalista, raramente destacará en un proceso de selección.


Una vez conoces tus puntos fuertes, analiza en la medida de lo posible con qué tipo de candidaturas compites. Puedes preguntar por ello, sin ningún problema a tu recruiter. Cuando te has armado el mapa interno y externo, resultará más sencillo diseñar tu Pitch al Recruiter.


Recuerda también que tu diferencial no se compone solamente de de hard skills (idiomas, conocimientos técnicos...) adquiridas a través de estudios y experiencia, las habilidades soft , tus valores, tu propósito juegan un peso muy relevante en tu candidatura. Philp Kotler, auténtico Rey del marketing nos habla de la evolución hacia una Emotional Selling Proposition como aquella propuesta de valor que dejará una huella memorable en nuestra audiencia. ¿Podrás conseguir que el recruiter se acuerde de ti semanas después de la entrevista cuando le surja un rol adecuado para ti?


¡Ánimo!

26 visualizaciones0 comentarios
bottom of page